Homenaxe a Eugenio Granell

O día 27 de novembro, véspera do centenario do nacemento de Eugenio Granell, convidados polo movemento Sentimentalista e a Fundación Granell, Comba Campoy, Bernardo Martínez, Baldo Ramos, Eva Veiga, Margarita Fernández, Carlos Arias e eu, participamos nunha homenaxe celebrada na sede da Fundación.

O acto ofreceu unha gran variedade de perspectivas sobre a figura de Granell, segundo a achega de cada un dos participantes. Dese día son as imaxes que acompañan este artigo.

Eu recitei un poema escrito para el polo poeta chileno-mexicano Ludwig Zeller, amigo de Granell, que abre a colección de poemas en galego e castelán, seleccionados e traducidos por min e publicada pola editorial Espiral Maior, co titulo de Ínfinito presente, fermoso poema que se ofrece a continuación.

Eugenio Granell o la invención del dado

Perspectiva con escalera de caracol

 Hay que girar en torno de aquel centro invisible
Contra los huesos del reloj que marcan en su tic-tac
Los golpes de la sangre, el largo río, aquel estruendo
Que no da en el morir sino en las plumas negras
Del que sabe que el hombre se despliega en cartílagos,
Que tiene sed que llama a sordas, viscerales voces
Que se muere de sueño que golpea sus huesos paleolítcos
Como un cienpies que bota las muletas para siempre
Que no quiere ser tierra en que se pudra vertiginosa el ave
Sino un enjambre de alas en el viento.  
¿Hacia afuera? ¿Hacia adentro?
El hombre hecho de amargos agridulces días
Crea un espejo de palabras, corredores sin fin,
Máquinas, signos con que marcar los años, el cruce
De las rutas donde encontrar los mares interiores
Del color, de la línea; las agallas del sol
Que hablan desde una tela que miran desde un ojo
Y son silencio.  
Pero no quiero hablar yo de la piedra que sobre piedras
Cae y duele galopando entre los tímpanos;
Del día a la semana, del minuto a la hora hay tanto llanto
Tanto fantasma gris vestido de humo.  
¡Donde están nuestros sueños, allí estará la vida!  
Y es verdad, ya Vallejo decía: “¡Son cosas de españoles!
Considerando así, en justa balanza, a quemarropa,
A Calderón, dormido sobre la cola de un anfibio muerto,
O a Cervantes, diciendo: “Mi reino es de este mundo, pero
También del otro”: ¡punta y filo en dos papeles!
Contemplemos a Goya, de hinojos y rezando ante un espejo
Negro como la pez, chamuscando fantasmas;
O a Quevedo, ese abuelo instantáneo de los dinamiteros,  
O a Cajal, devorado por su pequeño infinito, o todavía 
A Teresa, mujer, que muere porque no muere. … ”  
Se viene de muy lejos y no se sabe donde se cae
Para siempre entre dos paletadas, y se es tierra.
Se vuelve a ser materia, a ser España, ese gran
Sol de piedra, esa quimera viva, derramada
En el mundo porque sí, porque existir es majestad,
Es vuelo.
         Y aquí estamos amigos
                            celebrando a Granell.
Porque es justo que amigos celebren al poeta,
Al pintor que en colores ha conjurado al mundo
Inventando las múltiples maneras de hacer con las palabras
Un juguete capaz de transformar el mundo,
A la medida de los hombres, sin cejar, sin claudicar
Un ápice en la certeza surreal de que vivir es una maravilla
Si sabemos mirar can los ojos abiertos,
Que es posible soñar y estar despierto.  
Algunos dicen que nació  en Galicia, y para ser preciso
En La Coruña. Pero yo sé, lo he visto, lo puedo comprobar
Que ha tres mil años ya andaba en busca de la Dama de Elche,
Que recorrió cavernas, alzó menhires, labios sobre el mar.  
Granell sabe escuchar, sabe el secreto de la quiromancia
Del viento que movía ramos mágicos en esa juventud
Siempre presente. ¿Habrá justicia al fin para los hombres?
Sonríe a veces, ríe a carcajadas escuchando sus datos
En el violín de una computadora que florece en New York,
Porque la vida al fin, no tiene más remedio que la vida.  
Mas yo no sé inventar, miro a través de un vidrio
La explosión de colores en la tela y ese rumor del mar
Que abre caminos en el sueño.
                        Es allí donde Eugenio
Granell, un mago disfrazado de académico, inventó 
EI dado con sus siete caras, en el tablero vuelto de la vida.

 

Anuncios

3 comentarios sobre “Homenaxe a Eugenio Granell

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s